-->
Consultas WhatsApp

Pedir Cita o Consulta

Click Aquí

Bistoni-peeling

La piel es el órgano que nos acompañará durante toda nuestra vida protegiéndonos de las agresiones externas, ya que actúa como un caparazón de nuestro cuerpo. Pero no solo eso, sino que además es la parte más visible de nuestra anatomía y la que define nuestra belleza. ¿No son estos motivos suficientes para cuidar y regenerar nuestra piel?

Durante el verano, las escapadas a la montaña, los días de playa y los rayos del sol, han supuesto un cúmulo de agresiones continuas sobre nuestra piel, y es necesario darle un respiro. Por ello, al llegar el otoño, la demanda de tratamientos dermatológicos se dispara, siendo uno de los más populares el famoso peeling. Te contamos todo lo que quieres saber:

¿Qué es el peeling?

Tal y como indica la propia palabra “peeling”, es una descamación o exfoliación de la piel que renueva sus capas, elimina imperfecciones y aporta un color más uniforme. Este procedimiento se realiza a través de la aplicación de sustancias químicas como ácido glicólico, ácido salicílico, ácido mandélico u otros ácidos similares que se escogerán en función de los resultados perseguidos, del tipo de piel a tratar, del estado cutáneo, de la edad del paciente o de su historial clínico.

¿Qué proceso se sigue en este tratamiento?

En cuanto a los pasos previos, hay que tener cuidado con las cremas que se utilizan antes del peeling facial: es muy aconsejable no utilizar cremas que contengan ácido retinoico u otros irritantes. Además, antes del tratamiento se debe limpiar en profundidad la piel y someterla a un desengrasado.

Para comenzar con el tratamiento, se aplica la cantidad necesaria de ácido sobre la piel y se deja actuar el tiempo preciso. El paciente podrá notar una sensación de quemazón y posteriormente, un enrojecimiento de la piel.

Transcurrido el tiempo necesario para el tratamiento se elimina el ácido y se aplicará una mascarilla hidratante, a la vez que irá desapareciendo la sensación de picor.

¿Qué puedo esperar tras el tratamiento?

Tras el tratamiento habrá una descamación de la piel, que puede aparecer entre el segundo y el décimo día tras el peeling, y que habrá de tratarse con cremas específicas, pero sin trastornar bajo ningún concepto la vida normal de la paciente.

Tras este proceso, el peeling empezará a dar resultados: una piel rejuvenecida, hidratada, con una secreción correcta de grasa y con una visible disminución de las arrugas, además de con un tono más uniforme.

Otros tips sobre el peeling:

  • No es necesario utilizar anestesia para los peelings superficiales y medios.
  • Quince días antes y quince días después de haberse sometido al tratamiento, se considera imprescindible la utilización de protección solar.
  • Los efectos del peeling facial son bastante duraderos, aunque se recomienda realizar alguna sesión de recuerdo.
  • El peeling facial también se puede realizar simultáneamente a tratamientos de IPL, toxina botulínica, infiltraciones de relleno e infiltraciones de ácido hialurónico.

Además, no olvides que si estás pensando en someterte a este tratamiento, el otoño es la época ideal: el sol no incide sobre nuestra piel de manera tan directa, lo que nos permite cuidarnos con la ayuda de protección solar, y aún no ha llegado el frío intenso y su consecuente piel reseca, lo que nos ayudará en la recuperación. No dudes en llamar ó escribir a la consulta para comentarme tu caso, ¡estaré encantado de responderte!

Rate this post