-->
Consultas WhatsApp

Pedir Cita o Consulta

Click Aquí

Saber el tipo de cicatriz que te va a quedar después de someterte a una intervención de aumento de pecho es una duda muy frecuente.

Se trata de una consulta que me hacen constantemente en la clínica de cirugía plástica y estética en Valencia donde trabajo.

A través de este post quiero despejar algunas de las dudas que surgen alrededor de esta intervención de aumento de la mama.

Existen varias posibilidades y vías de acceso para poner una prótesis mamaria.

Cada paciente es distinta, por su tipo de piel, sus características físicas… y, hoy en día, a no ser que exista alguna alteración, cualquier intervención de aumento de pecho deja cicatrices muy finas que, con el tiempo, son poco visibles.

Tipo de cicatrices de aumento de pecho según la intervención

Cicatriz por vía axilar

Se trata de una técnica de cirugía plástica que permite introducir la prótesis en el pecho a través de una pequeña incisión en la axila. De esta forma, el aumento de pecho por vía axilar deja la cicatriz escondida desde el primer momento en el pliegue de la axila y fuera de la zona mamaria.

Se suele usar este acceso cuando se utilizan prótesis de suero o prótesis de tamaño relativamente pequeño considerando que la disección del bolsillo es casi “a ciegas” y hay un control de la hemostasia (sangrado) mas complicado que con las otras técnicas.

Cicatriz por vía areolar

En este tipo de intervención mamaria la incisión se realiza en el borde de la areola, en la parte inferior, justo en la zona donde se produce un cambio de color en la piel. Así, la cicatriz que queda después del aumento de pecho es lo más disimulada posible.

El riesgo del aumento de pecho por vía areolar está relacionado con posibles complicaciones posteriores, ya que para introducir la prótesis es necesario acceder por la glándula mamaria. Infección, pérdida de sensibilidad o, finalmente, una contractura capsular son algunos de los riesgos asociados.

Cicatriz por Vía Submamaria

La incisión en este tipo de intervención se hace coincidir con el surco submamario, es decir, en el pliegue del pecho con el tórax. De esta forma, queda lo menos visible posible.

Es la vía de acceso menos contaminada, que permite una visión muy clara del plano a despegar con consecuente control total sobre la hemostasia (sangrado) y que evita cualquier daño a la glándula mamaria considerando que esta ultima se queda levantada para permitir la inserción de la prótesis sin necesidad de cortes internos.

No obstante, pueden producirse alteraciones si la cicatriz no queda bien fijada o si el tejido de la paciente es muy fino o laxo. Si es así, la cicatriz aumentará y ascenderá sobre el polo inferior de la mama y se hará más visible en lugar de quedarse en el surco.

De aquí la importancia de fijar siempre bien la línea de incisión a la fascia de la pared torácica del propio surco.

Fases de cicatrización tras la intervención de aumento de pecho

 Como en todo tipo de intervención, la cicatrización de un aumento de mamas tiene sus fases.

Todas ellas dependen del tipo de paciente, sus características, tipo de piel, hábitos de vida, etc…

El proceso suele ser bastante rápido y sin dolor. Las heridas suelen estar curadas en una semana y los resultados se empiezan a notar de forma progresiva.

1ª fase de cicatrización

La fase 1 de cicatrización de una mamoplastia se encuentra en los seis primeros días.

En ella, hay un momento de inflamación propio de la intervención, unido a sensaciones como escozor, quemazón o enrojecimiento. Es algo completamente normal y que forma parte del proceso de recuperación.

2ª fase de cicatrización

 En la 2ª fase (aproximadamente del día 6 al 30 después de la intervención), llega el momento de la reconstrucción del tejido mamario, debido a que las células aumentan el aporte a los tejidos para que se recompongan de forma totalmente sana.

En esta fase, notaremos la zona de la cicatriz de un tono rosado. Aquí es muy importante mantener unos hábitos alimentarios y una rutina diaria saludables, para que ayuden a la recuperación.

3ª fase de cicatrización

 Por último, la fase de maduración que va aproximadamente desde los 30 días hasta los 12 meses.

Es en esta fase es cuando la cicatriz queda con su aspecto definitivo, cuando pasan entre los 9 y 12 meses.

Es en este momento cuando el tejido del pecho se ha recuperado por completo, pero es también cuando debemos aplicarle el tratamiento que nuestro médico nos haya indicado, para mantener la zona de la cicatriz limpia y en buen estado. Así, la zona rosada irá poco a poco blanqueándose, hasta suavizarse e, incluso, difuminarse casi por completo.

Aumento de pecho en Valencia. Elige al cirujano plástico adecuado

 Para mi lo importante es acompañar y asesorar en todo el proceso de la intervención a mis pacientes y con el postoperatorio.

Para obtener el mejor resultado posible, te explicaremos con todo detalle en qué consiste el aumento de pecho y la posterior cicatrización además de todas las dudas que puedan surgirte.

 

¿Quieres más información?





Consientes, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de tus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.