-->
Consultas WhatsApp

Pedir Cita o Consulta

Click Aquí

La edición digital, así como la impresa, del periódico de tirada nacional «El País», publicó recientemente una completa entrevista en la que abordamos las cuestiones más elementales sobre la cirugía estética en general. Os dejo una copia de la entrevista íntegra.


“Quitad de los corazones el amor por lo bello y habréis quitado todo el encanto a la vida”.
La frase es de Rousseau, pero encaja perfectamente
en la filosofía que imprime a su trabajo el Dr. Bistoni,
con quien hablamos a continuación.


 

“Nos sentimos mejor viéndonos mejor”

Dr. ¿Qué motivaciones cree que deben llevar a un paciente a una intervención de cirugía estética? La desaprobación de la propia imagen tiene un punto emocional muy fuerte…

La decisión de recurrir a la cirugía estética debería verse motivada por el deseo de recuperar la armonía con nuestro propio cuerpo o la aspiración de conseguir una imagen acorde a cómo nos sentimos por dentro; y adquirir o recuperar la imagen de nosotros mismos que pensamos que nos pertenece o que hemos perdido. Someterse a cirugía estética significa querer cambiar y/o mejorar un aspecto visible del propio cuerpo, con el que no estamos conformes.

Existen muchas razones en las cuales la desaprobación de la propia imagen tiene un punto emocional muy fuerte: queremos ser más atractivos por “ganar” la primera toma de contacto con los demás gracias a nuestro aspecto físico;
queremos recuperar la frescura de nuestros mejores años para seguir compitiendo en el mundo moderno en igualdad de condiciones; o sencillamente no queremos convivir con ese complejo que nos hace sentir inadecuados o diferentes respecto a los demás.

Nos sentimos mejor viéndonos mejor, ganando así autoconfianza y seguridad y llegando incluso a ser más felices.

1937169_1101843119860650_3104413651843971058_nUsted trabaja mucho en cirugía de mama… ¿A la mujer le preocupa más tener un pecho bonito que su tamaño? 

Eso sería cierto si viviéramos en un mundo ideal, donde la idea de “proporciones perfectas” fuera respetada hasta el final. Cada mama tiene unas medidas, limites anatómicos y proporciones que tienen que ser respetadas.

Si sobrepasamos esos límites perderemos la armonía con el cuerpo. La literatura científica está llena de artículos que describen “el pecho perfecto”, donde aconsejan no superar ciertas medidas, pero con algunas pacientes, y en determinas zonas geográficas, resulta difícil hacer entender que es mucho más importante mantener una forma bonita en lugar de un tamaño que haga dar la vuelta a los hombres por la calle. Claramente ninguna mujer querría un pecho enorme si no lo viese bonito.

Lo difícil, por tanto, es cambiar la mentalidad inculcada en algunas pacientes, que asocian el tamaño a la belleza o a la atracción.

Hace unos meses fue noticia por su intervención de reconstrucción vaginal auna paciente ¿Qué particularidades tuvo la cirugía para tener repercusión incluso a nivel internacional?

Logramos reconstruir la vagina de una paciente que sufría una estrechez vaginal idiopática grave, que le impedía mantener relaciones sexuales, utilizando una transferencia libre de una porción de intestino delgado.
La técnica que utilizamos no había sido descrita en la literatura científica para dicha patología, así que esa podría ser una de las razones de tal repercusión internacional.

También pienso que la misma naturaleza del problema tratado, y el hecho de haberlo solucionado de manera elegante, hace que haya tenido un fortísimo impacto y haya despertado interés en los medios de comunicación de todo el mundo.

¿Aportar soluciones que puedan permitir al paciente sentirse mejor consigo mismo es, al final, el fin último de su especialidad?

La finalidad de la cirugía estética es que los pacientes se sientan satisfechos con su aspecto exterior y que eso les permita ganar en autoestima y confianza en sí mismos. Es tarea del cirujano hacer que la armonía y proporciones del cuerpo se mantengan, y que la obsesión no se convierta en una maldición.

Rate this post