-->
Consultas WhatsApp

Pedir Cita o Consulta

Click Aquí

El pecho es la parte del cuerpo que más se asocia a la sensualidad y la que mayor seguridad y confianza aporta a la mujer.

La mama posee un innegable valor estético que ha inspirado todas las formas de arte en el curso de la historia y asume un papel erótico crucial porque, en la mayoría de las culturas, el pecho constituye un fundamental atractivo sexual. El tamaño o la forma son algunas de las cuestiones más habituales en las consultas de cirugía estética, pero ¿Cómo es un pecho que pueda definirse perfecto?

28052429_lEstá claro que por cada persona, hombre o mujer podemos encontrar una idea diferente en cuanto a la forma, tamaño y todas las demás variaciones que el pecho pueda ofrecer. El pecho ideal es aquel que guarde proporción con el resto del cuerpo, que sea armónico y que parezca lo más natural posible para mejorar las curvas femeninas y no desentonar con el resto del cuerpo.

Existen una serie de criterios que definen el patrón de un pecho «atractivo» como, por ejemplo, tener una proyección hacia adelante en lugar de hacia los lados, que sean firmes y que tengan una caida suave y equilibrada, que no tengan pezones demasiado grandes y que las areolas presenten un aspecto circular con color de un tono marrón.

Pero si queremos hablar de pecho perfecto tendremos que considerar otras variables más «pragmáticas» también. La tradición nos enseña que la copa de champán se ha convertido en la referencia de un pecho perfecto. La leyenda cuenta que esta forma se ha inspirado en los pechos de María Antonieta, Josefina de Beauharnais y Madamme de Pompadour.

No es de extrañar, a pesar de que la verdadera historia tiene como telón de fondo la Inglaterra de 1600 y un esquema mucho mñas funcional que sensual, que durante siglos beber dentro una copia de champán fue un elemento de orgullo y sofisticación. Ahora los gustos parecen haber cambiado y que el champán no es considerado como la unidad de medida absoluta y perfecta.

Según estudios de autores de fama mundial, la proporción ideal del pecho perfecto es del 45-55% basada en una línea horizontal que pasa a través de los pezones, o sea, que debe quedar más mama en la parte inferior que en la superior. En consecuencia el pezón no debe estar exactamente en el centro, pero sí a una distancia cercana al 45% desde la parte superior, y debe apuntar ligeramente hacia arriba, con un ángulo perfecto de 20º.

reconstruccion_mamariaokTodo eso se traduce en que un pecho perfecto, para ser más natural, tenga forma de gota y no redondo. Según las encuestas los hombres y las mujeres están de acuerdo en rechazar los pechos redondos y pequeños, así como de muy grandes tamaños.

Particularmente interesante es que los hombres de todas las edades están de acuerdo y rechazan los pechos demasiado llenos con un volumen uniforme o excesivamente grandes. Las mujeres por otro lado, tienen ligeramente diferentes gustos según la edad, en el sentido que el 86%de las encuestadas menores de 40 años, sueña con los pechos en gota, en comparación con el 76% de las mujeres mayores de 40 años que les gustaría más lleno, incluso en la parte superior. Esto quizás es debido al hecho que llegadas a esa edad empiezan a notar más el vacío fisológico de la porción superior de la mama.

El pecho y el tórax de cada paciente tienen unas medidas que hay que respetar en el momento que se quiera planear un aumento mamario o cualquier cirugía de mama. Suele ser habitual por parte de las pacientes pedir demasiado volumen, y de hecho existe una mayoría de mujeres que entran en la consulta pensando que van a conseguir un par de «balones de fútbol» porque piensan que la plenitud es el aspecto deseado en la ropa que visten, partiendo del presupuesto que las mujeres tienden a imaginarse como quedarían con la ropa encima una vez operadas.

Pero esto no equivale a la atracción en el pecho desnudo. Muchos cirujanos intentan dar a las mujeres lo que ellos piensan que quieren y como consecuencia la cirugía plástica consigue un mal nombre por la promoción de una imagen falsa y distorsionada.

Con esto no quier decir que existen reglas absolutas que debemos respetar, pero sí que existen ideales ciertos y comprobados entre la población que pueden ayudar al cirujano a conseguir el mejor resultado posible. Actualmente las intervenciones más solicitadas en cirugía plástica son las que mejoran el aspecto y la forma de las mamas.

0011401513Las más demandadas son las que conllevan la implantación de prótesis, ya sea por un aumento simple o por una mastopexia (lifting de mamas). En este último caso, la intervención se lleva a cabo para realzar unas mamas que se han caído por diversos factores como la edad, embarazos, lactancias o adelgazamiento.

Es de fundamental importancia la seguridad y caildad de las prótesis y se recomiendan revisiones anuales de las pacientes con implantes mamarios, una vez hayan recibido el alta médica, para seguir controlando el estado de las prótesis. Como recomendación a las pacientes, quizás la más importante, es que antes de tomar la decisión de pasar por el quirófano averiguen la titulación del especialista que vaya a intervenirla y huya de centros en los que se realizan intervenciones a precios bajos que no reunen condiciones sanitaras y de seguridad óptimas. Tienen que asegurarse de que el responsable de la intervención sea un cirujano plástico, estético y reparador y a la vez miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (S.E.C.P.R.E.).

Publicado en el diario ABC el Sábado 23 de Enero de 2016.
– Dr. Bistoni –

Rate this post