Injertos de grasa Lipofilling

La pérdida de volumen facial tanto por adelgazamiento de los tejidos como por pérdida de volumen óseo es uno de los signos de envejecimiento.La grasa que tenemos debajo de nuestra piel va perdiéndose paulatinamente sobre todo en el rostro y las manos. Así los ojos se mostrarán más hundidos y pequeños, se marcan más los pómulos y la mandíbula, … Esta pérdida de volumen puede corregirse mediante la infiltración o implantación de grasa en las zonas deficitarias, lo que se conoce como lipofilling o lipoestructura facial.
Entre las ventajas que presenta este procedimiento están que es perdurable en el tiempo y totalmente biocompatible puesto que es la grasa de nuestro propio cuerpo.

 

Puntos clave de la intervención

Anestesia: Local + Sedación
Duración del Procedimiento: 1 hora
Ingreso: Alta por la tarde (Cirugía Ambulatoria)
Discomfort: Leve
Debe esperar: Inflamación hasta 3º mes
Resultado final: Inmediato, aunque la resolución de la inflamación puede durar semanas
Duración del resultado: Permanente

cara1