Implantes faciales

La cara es resultado de la unión de distintas subunidades estructurales (mentón o barbilla, pómulos o malares, nariz, mandíbula, órbitas…).La falta de armonía entre estas estructuras, bien congénita o bien por envejecimiento, alteran el aspecto estético facial. Por ello, mediante la modificación de algunas de ellas con implantes faciales conseguiremos mejorar la relación entre ellas y, por tanto, la estética facial. Las técnicas más habituales son el aumento malar y de mentón.

 

Puntos clave de la intervención

Anestesia: General o Local + Sedación
Duración del Procedimiento: 1 hora
Ingreso: Alta por la tarde (Cirugía Ambulatoria)
Discomfort: Leve
Debe esperar: La inflamación puede permanecer semanas por los implantes.
Resultado final: Inmediato, aunque la inflamación no desaparecerá totalmente hasta el 6º mes
Duración del resultado: Permanente

cara1